Si te quieres comprar una maleta nueva, deberías de considerar los siguientes consejos para elegir la mejor maleta que se adapte a tus necesidades. Hay que reconocer que no todos los tipos de maletas de viaje son iguales y depende de nuestras necesidades o preferencias de viajes.

No es lo mismo necesitar una maleta para 15 días que una maleta para poco uso en viajes ocasionales de fin de semana. Tampoco es lo mismo comprar una maleta para viajar en avión habitualmente que para viajar frecuentemente en tren u otros medios de transporte.

Por ejemplo, existen muchos tipos de maletas para viajar en avión limitadas a unas dimensiones/peso en concreto, tal y como se detalla en MedidasMaletas.com, y en otros medios de transporte puede que tengas mucha más flexibilidad para elegir que maleta comprar sin restringirte por unas deterinadas medidas/peso.

Además, también es cuestión de gustos y etilos; Hay quién prefiere mochilas de viaje o bolsos antes que maletas y priorizan elegir por el diseño visual antes que otras funcionalidades.

En cualquier caso, elabora un listado con las ventajas o desventajas para elegir una buena maleta adecuada a tus necesidades teniendo en cuenta los puntos que comentaremos a continuación.

Elegir maleta viaje

¿Quieres una maleta con ruedas o sin ruedas?

Esta pregunta es bastante polémica entre diversos viajeros habituales. Por una parte hay que tener en cuenta que las ruedas y mangos telescópicos permiten no cargar el peso en tus hombros, pero por otra parte también cabe destacar que casi todas las ruedas y mangos telescópicos le añaden de partida un peso adicional a tu equipaje. Además, podrían reducir ligeramente el espacio interno de la maleta.

Por supuesto, en caso de que se opte por disponer de ruedas, hay diversos tipos de ruedas para elegir; desde simples sistemas de sólo dos ruedas hasta cuatro ruedas pivotantes u otros sistemas de rodamiento más avanzados.

¿Maleta blanda o maleta dura?

Nuevamente, optar por una maleta rígida o  por una maleta flexible tiene sus pros y contras.

Las maletas duras proporcionan mejor protección para tu equipaje pero pesan más, son más gruesas (se reduce el espacio interior) y, al no ser tan flexibles, resulta complicado encajarlas en el espacio disponible o compartimentos ajustados.

Las maletas blandas proporcionan menos protección para tu equipaje ante arañazos o golpes durante el viaje pero pesan menos, ofrecen más espacio útil y son bastante flexibles para encajarlas en compartimentos o espacios reducidos.

En un punto intermedio, también tienes las maletas semirígidas que podrían ser tu solución si no terminas de decidir si prefieres una maleta blanda o dura.

¿Elegir maleta para cabina o maleta para facturar?

Las medidas o dimensiones de tu maleta son muy importantes si realizas viajes en avión. Cada compañía aérea tiene establecidas ciertas restricciones de peso/tamaño, y consecuentemente implica que tu maleta podría ser apta para viajar en los compartimentos de cabina sin tener que pagar un coste extra o por el contrario tendrías que facturar la maleta para viajar en la bodega de carga pagando el coste extra que tenga establecido la aerolínea.

Así que en las maletas de cabina dispones de poco espacio para llevar equipaje, pero podrás ahorrar en tus viajes de avión si eres capaz de hacer una maleta bien compactada (¿sabes que existen bolsas al vacío para ropa que te ayudan increíblemente a reducir espacio?) o llevar solamente el equipaje imprescindible. Antes de elegir que maleta comprar para viajar en avión, revisa cuidadosamente las dimensiones o medidas de las maletas según cada aerolínea, considerando que las ruedas y mangos telescópicos podrían ocasionar que se excedan las dimensiones establecidas.

En el caso de optar por alguna maleta no apta para cabina y que consecuentemente se vaya a facturar, sería recomendable revisar el tipo de cierre de la misma. Algunas maletas ofrecen cierres con más seguridad; cremalleras con posibilidad de candado, apertura mediante combinación de seguridad, llaves especiales, etc.

Marcas y composición de los materiales

Hay un gran listado de marcas de maletas buenas que ofrecen una garantía durante más años, repuestos u otras prestaciones adicionales, por lo que podría compensarte invertir inicialmente en una maleta de marca. La composición de los materiales también se refleja claramente en la resistencia/durabilidad de la misma. Por ejemplo, algunas maletas rígidas tienen su carcasa compuesta de Policarbonato y ofrece resultados bastante buenos: El Policarbonato es ligero y tiende a deformarse más que a romperse, recuperando fácilmente la forma si se presiona desde el interior de la abolladura. También podemos encontrar que algunos materiales son más o menos impermeables.

Ciertas maletas de marcas baratas o menos conocidas suelen ofrecer mejores precios, pero habitualmente también utilizan materiales de menos calidad/resistencia (se podrían romper antes) o materiales más pesados (aportan más peso al equipaje).

¿Quieres la mejor tecnología?

Desde hace algún tiempo, ha empezado a integrarse cierta tecnología en las maletas, bolsos o mochilas de viaje que podría ser interesante considerar. Puede que inicialmente pienses que no te interesa, pero quizás te sorprenden las ventajas de las maletas inteligentes y terminen siendo un factor prioritario a la hora de elegir maletas de viaje.

¿Te ha gustado?
[Total: 44 Media: 3.7]